La alcaldesa de Las Palmas de Gran Canaria, Carolina Darias, se ha comprometido a mejorar los servicios e infraestructuras del barrio histórico de San Juan y a recuperar la Batería de San Juan para uso cultural. Este es el primer barrio que la regidora capitalina visita como alcaldesa de la capital grancanaria.

Así lo ha manifestado en un encuentro realizado junto a vecinos y vecinas de este emblemático barrio en el Local Social Municipal y en el que también han participado la concejala de Distrito Vegueta, Cono Sur y Tafira, Nina Santana, el concejal de Planificación, Desarrollo Urbano y Vivienda, Mauricio Roque, la concejala de Coordinación Territorial, Inmaculada Medina, el concejal de Vías y Obras y Alumbrado, Carlos Díaz, y el edil de Limpieza, Héctor Alemán.

En palabras de Carolina Darias, “nos encontramos a pie de calle en el barrio de San Juan, un barrio histórico, Por lo tanto, eso supone que tenga características emblemáticas para la ciudad, pero, al mismo tiempo, cuenta con una orografía singular y cierta complejidad urbanística por la forma en la que se fue configurando con el paso del tiempo”.

En este sentido, la alcaldesa analizó con los vecinos y vecinas mejoras en accesibilidad y el reacondicionamiento de muros y de las numerosas escaleras con las que cuenta el barrio por su especial configuración.

“Queremos mejorar la calidad de vida de toda la ciudadanía, por supuesto, también de los vecinos y vecinas de San Juan, optimizando la accesibilidad de las calles del barrio, reverdeciendo las zonas para el libre esparcimiento, apaciguando el tráfico rodado, dando respuesta a las necesidades de aparcamiento y mejorando otros servicios e infraestructuras. Vamos a trabajar de la mano de los vecinos y vecinas”, afirmó Darias.

En este sentido, señaló la primera edil “será importante, por el atractivo que supondrá para todos los ciudadanos y ciudadanas capitalinas, la recuperación de la batería de San Juan para uso histórico-cultural, lo que supondrá una inyección para este barrio y la mejora de todo su entorno”.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha destinado en el último año y medio más de 1 millón de euros para la realización de actuaciones tanto en materia urbanística como en la mejora de la movilidad y la accesibilidad de las calles del barrio, así como en el perfeccionamiento de los servicios públicos municipales. Unas acciones enmarcadas, todas ellas, en el Plan de Rehabilitación de los Riscos de la ciudad.

El Consistorio ha invertido más de 670.000 euros en el acondicionamiento del pavimento de calles como Mederos o los callejones Manzanos y Maestro Socorro, que también contemplan la mejora de las redes de saneamiento, de los pluviales, del alumbrado, o de la accesibilidad con la instalación de barandillas, pasamanos o la habilitación de descansillos para reducir la pendiente.

La recuperación del muro de la calle Cantabria, con una inversión de casi 360.000 euros, así como la rehabilitación integral del ascensor urbano de la calle Miguel Servet, que une los barrios de San Juan y el barrio San José y que salva 28 metros de altura, financiada con cargo al Plan de Cooperación del Cabildo, junto con las escaleras mecánicas, con 84.409,59 euros invertidos, son otras de las actuaciones municipales.

El ascensor y las escaleras mecánicas que unen estos dos barrios históricos de la capital grancanaria se suman a otros 13 elementos mecanizados, entre escaleras, ascensores, rampas o plataformas, en otros puntos de la ciudad, que ha conllevado una inversión global de 1,7 millones de euros en el marco del Plan de Estructuras Verticales de Las Palmas de Gran Canaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *