El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través de las concejalías de Urbanismo y de Seguridad y Emergencias, dotará a la Policía Local de un espacio específico destinado a la Unidad de Mediación y Convivencia con el objetivo de mejorar el servicio y la atención que se presta a los vecinos y vecinas, así como asociaciones y colectivos de todo el municipio. 

 La nueva sede, que contará con un presupuesto base de licitación de 498.325 euros, se ubicará en el barrio Tamaraceite, en el edificio en el que también se encuentra la sede de la Unidad de Protección y Acompañamiento Local del cuerpo de seguridad y la Concejalía del distrito Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya. 

El alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, acompañado por el concejal de Seguridad y Emergencias, Josué Íñiguez, ha presentado este jueves los detalles de este proyecto, una actuación “que forma parte del plan de mejora y modernización de las infraestructuras policiales en el que se han invertido en los últimos años 3,9 millones de euros”, según ha detallado el regidor capitalino. 

El alcalde, que ha intercambiado impresiones con la jefa de la Policía Local, Carmen Delia Martín, y varios policías, ha señalado que “esta actuación para dotar a la UMEC de unas dependencias propias ajustadas a las necesidades del servicio supone la consolidación del proyecto que iniciamos hace ya un año para recuperar la policía de proximidad y mejorar las relaciones con los barrios”. 

Hidalgo ha recordado que “en un año, este servicio ha pasado de estar formada por dos personas a estas formada por una veintena de policías, se ha dotado de vehículos, motos y de más medios. Y, ahora, con este proyecto tendrán una sede propia para que los hombres y mujeres que forman parte de esta unidad puedan prestar un mejor servicio a los vecinos y vecinas, que son para quienes está orientada esta unidad”. 

En su nueva sede, la UMEC, que compartirá una superficie de 1.514 metros cuadrados con la UPAL, contará con 485 metros cuadrados que se distribuirán entre una recepción y sala de atención al ciudadano, ocho despachos, sala de reuniones y vestuarios masculinos y femeninos con capacidad para 42 agentes. 

Además, el equipamiento, cuyas obras contarán con un plazo de ejecución de seis, meses, contará con accesos peatonales accesibles, sala de espera, aseos públicos y aseos adaptados. 

 Por su parte, el concejal de Seguridad y Emergencias ha explicado que “esta unidad actualmente no cuenta con un espacio físico, por lo que esta sede permitirá aumentar la cercanía con el ciudadano” y ha indicado que “esta actuación contribuye además a acercar aún más el servicio de la Policía Local al distrito Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya con una comisaría que albergará a medio centenar de policías”. 

Además, Íñiguez ha indicado que “primero realizamos el acondicionamiento de este edificio para albergar a la UPAL, una unidad creada en 2017 para atender a las personas y colectivos más vulnerables y ahora, tras la creación de la UMEC, vamos a sacar adelante este proyecto que esperamos licitar de manera inminente para que los policías que integran esta unidad puedan trasladarse antes de que finalice este año”. 

Actualmente, la UMEC desarrolla su labor desde la Jefatura de la Policía Local en Miller. La creación de un espacio específico para esta Unidad, que ha realizado 3.021 intervenciones en el último año en los barrios de los cinco distritos, permitirá mejorar la atención que reciben los vecinos, vecinas, asociaciones y diferentes colectivos por parte de estos profesionales. 

Los policías tendrán puestos habilitados para recepciones denuncias en materia de convivencia vecinal, medioambiente o bienestar animal y también va a tener instalaciones para reuniones con los colectivos y asociaciones que representan a los distintos sectores de la sociedad. 

Además, en las instalaciones podrán celebrarse actos para fomentar la convivencia o formación. 

Una de las ventajas de esta ubicación es que la UMEC podrá trabajar estrechamente con la UPAL, lo que permitirá mejorar el servicio a la ciudadanía ya que muchos de los casos que se atienden desde la UMEC en los barrios terminan siendo atendidos por la UPAL, como por ejemplo personas con síndrome de Diógenes, o atención en situaciones de riesgo social. Además, también se potenciará la conexión con la Concejalía del distrito, otro de los servicios municipales con los que más trabaja la unidad policial habitualmente.  

 

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *